La Doctrina Social de la Iglesia ha de ser un impulso vital para construir una nueva cultura política y cambiar el mundo

En el micrositio www.hoac.es/dsi la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) contribuye con la misión evangelizadora de la Iglesia en el mundo del trabajo, promoviendo la Doctrina Social de la Iglesia (DSI), con vídeo didácticos dis­po­ni­bles en cas­te­llano, in­glés y fran­cés, que pue­den ser vi­sio­na­dos en cual­quier lu­gar del mun­do y des­de cual­quier so­por­te tec­no­ló­gi­co. Ecos de prensa.

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), movimiento de trabajadoras y trabajadores cristianos, ha presentado hoy a los medios de comunicación el proyecto multimedia de formación La dignidad de la persona y el bien común, para contribuir mediante esta iniciativa a la construcción de una nueva cultura política, capaz de abordar integralmente los problemas económicos, sociales, políticos y ambientales, especialmente aquellos que afectan a las familias trabajadoras de todo el mundo.

El papa Francisco, de cuya elección se cumplen hoy seis años, recomienda vivamente el uso y estudio de la DSI como instrumento para abordar la realidad política, económica y socioambiental contemporánea. Recordamos esta fecha, con alegría y como signo, de una Iglesia en salida, que busca transformar el mundo con la mirada puesta en quienes sufren la cultura del descarte de este sistema económico. En este sentido, su magisterio social es abundante.

La presentación, en el salón de actos Bernardo Herráez del edificio que alberga la sede de la HOAC, calle Alfonso XI, 4 – 4º de Madrid, ha contado con la presencia de D. Antonio Algora, obispo emérito de Ciudad Real y responsable de la Pastoral Obrera de la Conferencia Episcopal Española, y Milagros Villamarín, responsable de compromiso y relaciones internacional de la HOAC. Además han estado acompañando en esta comparecencia con Luis Manuel Romero y Josetxo Vera, director del secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y director de la oficina de prensa de la Conferencia Episcopal Española, respectivamente; Gonzalo Ruiz y Abraham Canales, presidente de la HOAC y responsable de publicaciones, respectivamente.

No documento enviado enviada hoje à Agência ECCLESIA, pela Liga Operária Católica em Portugal (LOC/MTC), são exigidas “medidas concretas contra injustiças” de que as mulheres são vítimas, como as afetadas pela violência doméstica e a discriminação, as que sofrem de assédio sexual, desigualdades salariais e precariedade laboral, a temporalidade e salários baixos que “não permitem subsistir”.

O MMTC sugere uma “educação sexual” que sensibilize para a igualdade de género e “denuncie a irracionalidade de certas práticas” com as mulheres, como a excisão de meninas, a escravatura feminina, “o trabalho forçado de meninas, o matrimónio forçado de jovens migrantes”.

“O problema radica na normalidade com que se assume esta situação. Assim, nas famílias, nos lugares de trabalho, nos bairros,… a violência e o assédio sexual deixa-as indefesas; e em nome da tranquilidade do sistema e da prosperidade económica, continua a explorar-se física e moralmente as trabalhadoras sem forças para resistir”, alerta.

 

 

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) considera justa la movilización sindical por el respeto de los derechos laborales, la mejora de las condiciones de trabajo, el aumento de las pensiones y la lucha por la igualdad. Coincide con las organizaciones de los trabajadores en la urgencia de colocar las cuestiones sociales en el centro de la agenda política y el debate público.

 

La Comisión Permanente de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) ha mantenido conversaciones con las organizaciones sindicales, CCOO y UGT, con las que comparte su preocupación por las personas trabajadoras y las familias atrapadas, independientemente del ciclo económico, en la pobreza laboral y en la precariedad; por la degradación de las condiciones y el sentido del trabajo; y por el aumento de las desigualdades en nuestra sociedad, que necesitan ser atendidas y a las que no podemos ser indiferentes.

 

Para este movimiento de Acción Católica especializada, integrado por trabajadoras y trabajadores cristianos, una buena política ha de atender prioritariamente las necesidades de los trabajadores empobrecidos y descartados, y ha de estar orientada al desarrollo de la justicia social, cuyos pilares esenciales son la defensa y promoción del trabajo decente y la protección social para quienes no se les garantiza un empleo[1]. De ahí que valore la movilización sindical, cuyo objetivo es el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con la patronal y con el Gobierno en relación a:

 

La negociación Colectiva

El IV Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva suscrito con los empresariales recoge, entre otras materias, el establecimiento del salario mínimo de convenio de 1.000 euros al mes y aumentos salariales de hasta el 3%. Se trata de un importante cambio de tendencia en la política salarial: se han pactado incrementos salariales superiores a la previsión de inflación para recuperar progresivamente los salarios, incidiendo especialmente en los más bajos.

 

La recuperación de derechos, los estímulos para el empleo y las pensiones

Los logros del diálogo con el Gobierno de España están sirviendo para recuperar derechos perdidos después de la última reforma laboral y cambiar algunas de las lógicas que condicionan el sistema de protección social. Además de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya en vigor, se ha acordado la recuperación de las prestaciones para parados de más de 52 años, medidas de impulso al empleo juvenil, la recuperación de la continuidad de los convenios, en ausencia de nuevos pactos, la prevalencia del acuerdo sectorial sobre el de empresa y el establecimiento del control de la jornada laboral para combatir la utilización fraudulenta del contrato a tiempo parcial. También el Gobierno se comprometió a revalorizar las pensiones en función del incremento de los precios y revisar la fórmula de sostenibilidad del sistema y aumentar los ingresos de la Seguridad Social. Los sindicatos además piden medidas presupuestarias para un pacto estructural por la igualdad y contra la violencia de género.

 

Petr Koutny, nuevo presidente, junto a Toni Santamaría, coordinador del MTCE

 

La asamblea celebrada el 20 y 21 de octubre en Birmingham (Reino Unido) elige a su grupo de Coordinación, en el que también participa la responsable de Compromiso de la HOAC, Milagros Villamarín.

Toni Santamaría, militante de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la diócesis de Sevilla, ha sido nombrado este fin de semana coordinador del MTCE, en el transcurso de la asamblea ordinaria realizada en Birmingham. Durante los próximos cuatro años realizará este servicio a la Iglesia y al mundo obrero y del trabajo, junto al grupo Coordinador de los trabajadores cristianos de Europa que está compuesto, además, por: Petr Koutny, presidente (KAP, Rep. Checa); Armin Hürner, tesorero (KAB, Suiza); Josep Jiménez Montejo, consiliario (ACO, España); Mary K. Foy (MCW, Inglaterra); Olinda Marques (LOC, Portugal); Bruno Cadez (ACO, Francia); Joaquim Villanueva (ACO, España); Karl H. Brunner (KVW, Italia); Otto Meier (KAB, Alemania); Pontien Kabongo (Bélgica) representante del Grupo Europeo de Pastoral Obrera; y Milagros Villamarín (HOAC, España), que también se incorpora a este grupo de dirección y dinamización.

A LOC/MTC - Liga Operária Católica/Movimento de Trabalhadores Cristãos promoveu, na Paróquia de Leça do Balio, Diocese do Porto, no dia 10 de Junho de 2018, um Encontro Nacional, com o objetivo de partilhar, num ambiente familiar e solidário, a vivencia da LOC/MTC e as suas angustias e esperanças, procurando identificar a presença de Deus no meio das contradições do mundo laboral de hoje, e de estimular o compromisso de participação mais ativa dos trabalhadores cristãos nas organizações da sociedade e na democratização das instituições públicas e privadas, na busca de uma Sociedade mais justa e fraterna.

 

En la solemnidad de la Ascensión del Señor, este año el domingo 13 de mayo, se celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. El papa Francisco ha elegido para esta ocasión el lema, «”La verdad os hará libres” (Jn 8, 32). Fake news y periodismo de paz». Y en su mensaje quiere ofrecer “una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad”. En la Conferencia Episcopal Española, difunde esta Jornada la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social.

■ Mensaje del papa Francisco

«Hoy, en un contexto de comunicación cada vez más veloz e inmersos dentro de un sistema digital, asistimos al fenómeno de las noticias falsas, las llamadas fake news. Dicho fenómeno nos llama a la reflexión; por eso he dedicado este mensaje al tema de la verdad, como ya hicieron en diversas ocasiones mis predecesores a partir de Pablo VI (cf. Mensaje de 1972: Los instrumentos de comunicación social al servicio de la verdad). Quisiera ofrecer de este modo una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad».

■ Mensaje de los obispos de la CEMCS: Jóvenes y comunicación, en las puertas del Sínodo (pdf) (word)
■ Subsidio litúrgico (Pdf) (Word)
■ Programación religiosa (Pdf) (Word)
■ Cartel (pdf) en castellanocataláneuskera; gallego 

 

Fuente: www.hoac.es

 

 

A Comissão Permanente da HOAC, (Hermandad Obrera de Acción Católica) de Espanha, e a Equipa Executiva Nacional da LOC/MTC (Movimento de Trabalhadores Cristãos) de Portugal, Movimentos da Acão Católica especializada, reuniram-se em Fuenteheridos (Huelva), de 14 a 16 de Março de 2018.

Um dos eixos dos trabalhos desta reunião foi dialogar sobre o Documento Final e a Mensagem do Papa Francisco ao Encontro Internacional de Organizações Sindicais, organizado no Vaticano, em Novembro de 2017, pelo Dicastério para o Desenvolvimento Humano Integral. Aprofundámos e partilhámos orientações para a missão de ambos os movimentos perante os desafios do trabalho humano e a dignidade da pessoa, num desenvolvimento integral e sustentável.

Partilhámos ainda a preocupação pelos níveis de desigualdade, as mudanças impostas pelas reformas laborais que debilitam os direitos do trabalho e deterioram a vida dos trabalhadores e das suas famílias, a financeirização da economia, que concentra a riqueza nas mãos de poucos, e a fé cega na tecnologia, como solução dos problemas da organização social.

 

«Siento que una de las tareas que me corresponde es que los militantes sientan el Movimiento más cercano y que reaprendan que el Movimiento es una herramienta que nos hace sentir comunidad y que nos ayuda a transformar nuestro mundo más cercano». Joaquim Villanueva, militante de la diócesis de Vic, se presentó como nuevo coordinador de ACO y fue ratificado en esta función en el Comité General que se ha celebrado el 20 de enero pasado. En este encuentro anual han participado todos los responsables de zona (excepto Girona y Maresme), los responsables de las Comisiones de iniciación, formación, economía, internacional y comunicación y el Comité Permanente.

Compartir la situación actual de las Zonas y Comisiones y cuáles son los objetivos que se han marcado para este curso fue el primer punto que se abordó y al que se destinó más tiempo. La Comisión de internacional explicó que los movimientos europeo y mundial (MTCE y MMTC) «están en ebullición, en un momento de cambios y conviene que estemos presentes». La Comisión de iniciación recordó cuál es el sentido de la iniciación —«presentar a Jesús allí donde estamos»— y que se debe hacer con el doble enfoque que «todos somos iniciadores y todos estamos en proceso de iniciación». También se subrayó la obligación que ACO tiene como movimiento adulto de acompañar el movimiento infantil (MIJAC) y joven (JOC). La Comisión de formación, por su parte, explicó los próximos documentos que editarán. Y las Comisiones de economía y comunicación hicieron las presentaciones que se enlazan.

Versión en catalán

Fuente: www.acoesp.org

 

 


A Equipa Nacional da LOC/MTC – Movimento de Trabalhadores Cristãos, reuniu, em Aveiro, no dia 20 de janeiro de 2018, para fazer o balanço das suas atividades e implementar as programadas para o período seguinte.

Fez, também, a avaliação dos tempos em que vivemos e do que isso significa para a vida dos trabalhadores e da população em geral, a partir de um olhar atento de quem vive e sente solidariamente as angústias e as esperanças.

Congratulamo-nos com o aumento do salário mínimo e com alguma reposição de salários e apoios sociais que tinham sido retirados, mas grande parte dos trabalhadores, especialmente jovens, continua sem condições de vida digna e é sujeita a grande pressão nos seus locais de trabalho pelas condições que lhe são impostas, sentindo-se forçados a aceitar situações que vão contra à sua dignidade, tendo em conta a situação de precariedade laboral em que se encontram. Não deixa de ser preocupante o aumento de acidentes de trabalho, especialmente na construção civil, o que parece indicar menos atenção à segurança e ao cuidado com a vida dos trabalhadores.

Uma das maiores injustiças para os trabalhadores são as terríveis situações de salários em atraso, que não se podem tolerar de forma nenhuma e que continuam a acontecer com alguma frequência. Entre outros são mais conhecidos os casos dos cerca de 500 trabalhadores da Triumph de Sacavém que neste momento lutam para receber alguns salários já vencidos e manter os seus postos de trabalho, e os dos trabalhadores da Ricon em Vila Nova de Famalicão que estão a receber apenas 50% dos seus salários. A estes e a todos os trabalhadores nestas situações, exprimimos a nossa solidariedade e o nosso apoio pelas suas dificuldades e pela sua luta.

Os mesmos sentimentos de Cristo Jesus (Fil 2,5)

Somos um povo em amargura pelos incêndios deste verão. A tristeza é profunda. Tão grande é a dor! Um primeiro passo é fazer silêncio. Pensar, pensar no sentido da vida, no valor das coisas e da natureza, no sentido do trabalho.

E muitos, no meio do silêncio, partiram com os primeiros mantimentos, roupas, presença amiga, calor humano.

Primeiro vieram os anjos…- “Olhe, menina, aquelas baforadas de fogo, devoravam tudo! Por aqui, andou o diabo, mas Deus andou connosco ao colo. Conseguimos sobreviver. E, agora, temos recebido muito apoio. Esta semana, andaram aqui, dois anjinhos a lavar e a pintar a minha casa de branco” (O homem de Penacova referia-se a duas jovens de Guimarães que andaram a arranjar-lhe a casa).

Copresidentes del MMTC

«Hay que repensar ahora el trabajo del futuro»

Fátima Almeida ha sido elegida copresidenta del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) en la pasada Asamblea General celebrada en el mes de julio en Ávila, en sustitución de Charo Castelló. Ha sido trabajadora del sector textil y sindicalista. Ha pasado por la Juventude Operária Católica (JOC) y por la Liga Operária Católica (LOC) y ahora afronta una nueva responsabilidad, como siempre, con el apoyo de su familia

¿Qué le mueve a aceptar un puesto tan trascendental dentro del MMTC?

Es un paso natural en coherencia con mi estilo de vida, con mi experiencia de fe y con mi seguimiento de las bienaventuranzas. En mi caminar en la vida cristiana, he pasado por la JOC y por la LOC y en estos movimientos he aprendido a vivir el mensaje cristiano como persona y ciudadana del mundo.

¿Cuáles cree que son las amenazas y las oportunidades que vislumbre en esta época de la historia?

He sido testigo de grandes cambios significativos en el panorama mundial y europeo, un tiempo de grandes esperanza, el fin de dictaduras y la implantación de democracias. Soñábamos con la liberación política pero también económica de todos los países del mundo. Vimos que podíamos cambiar la mentalidad y las políticas del mundo.

Pero en este siglo XXI hemos vivido la crisis económica y financiera, una verdadera crisis sistémica y hemos descubierto también la fragilidad de la democracia. Los gobiernos han tomado decisiones sin contar con la gente, por lo que sigue siendo necesario defender las libertades, reaccionar para que la gente intervenga en las decisiones. Somos un mundo, no podemos vivir en guetos. El MMTC es un espacio donde compartir y debatir cómo podemos ir dando pasos hacia un sistema global más solidario y participativo.