El Consejo Internacional del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) y el Grupo coordinador del MTCE (Movimiento de trabajadores cristianos de Europa) se reúnen en Ávila, antes de la Asamblea General que se realizará en España el próximo mes de julio.

Estos órganos de representación y dirección del MMTC y el MTCE se reúnen, del 29 de enero al 2 de febrero (MMTC) y del 2 al 5 de febrero (MTCE), en la Universidad de la Mística de Ávila.

Con un doble objetivo: La preparación de la próxima Asamblea General; y la convocatoria del Seminario Internacional «La construcción de una sociedad solidaria, la dignidad humana y el derecho al trabajo».

La primera parte de la agenda de trabajo del Consejo del MMTC, dialogará sobre las tareas y actividades ejecutadas durante el 2016: la evaluación de seminarios en América Central, Asia, África del Este y Europa; los distintos instrumentos que articulan la política de comunicación del MMTC; la campaña «0,5 céntimos»; la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre; la participación y los acuerdos del Encuentro Mundial de Movimientos Populares con el Papa; para finalizar con los preparativos de la próxima Asamblea General de 18 al 21 julio de 2017.

 

‘’ Necesitamos un Cambio. Queremos un cambio real, un cambio de estructura... Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los pueblos, y tampoco lo aguanta la hermana Madre Tierra.. .’’.
Papa Francisco


Nosotros, delegados y delegadas de los movimientos de base, reunidos en el Seminario Regional del MMTC, del 24 al 31 de Julio de 2016, con el tema ’’ Por una Sociedad Justa , Fraterna y Sostenible’’, Trabajadores y trabajadoras con o sin empleo, procedentes de: Salvador, Guatemala, Cuba, Méjico, Nicaragua, Martinica, Quebec-Canadá , Haití, Brasil y Republica Dominicana , viniendo de sociedades y comunidades complejas, saludamos de manera fraternal y solidaria a todas las trabajadoras y trabajadores que buscan como nosotros, construir una sociedad justa, fraternal y sostenible..

En este seminario hemos conocido más de las diferentes realidades de nuestros pueblos y confirmado las constantes violaciones a los Derechos Humanos y a los Derechos económicos, sociales, culturales , y depredación de la madre naturaleza. Los diferentes Estados han firmado convenios, declaraciones y resoluciones, en las cuales se comprometen a garantizar dichos derechos, pero desafortunadamente parece ser letra muerta.

También hemos confirmado que estos Estados, en sus poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con actores cuya práctica de corrupción permanente en los organismos estatales, son los autores materiales e intelectuales de estas continuas violaciones a los derechos de la población y sobre todo a los más vulnerables. Estas violaciones se traducen entre otras en la ausencia total o parcial de fuentes de trabajo, salarios de miseria, sistemas de salud excluyentes y precarios; situación que siguen aumentando el flujo migratorio agravando la pobreza y vulnerabilidad, reservando a estos hombres, mujeres y niñas y niños, a una periferia miserable e infrahumana, también encontramos el aumento y continua violencia intrafamiliar, el aumento de consumo de alcohol y de las sustancias sicotrópicas, entre otras.

Primero de mayo MTC-ASHan transcurrido 130 años desde la inmolación de los obreros del Haymarket en la ciudad de Chicago de los EUA. en la lucha por la dignidad de los trabajadores y trabajadoras en nuestro planeta. En el transcurso han caído miles y miles de trabajadores siguiendo esta lucha contra un sistema inhumano é insensibilidad porque hasta hoy año 2,016 los principios de aquella lucha se siguen pisoteando, muchos gremios han perecido y sus dirigentes perseguidos y encarcelados terminaron envejecidos y murieron olvidados y aún seguimos recordando el 1ro. de Mayo como un sueño que siempre termina en pesadilla.

Desde la Comunidad Cristiana organizada, en nuestra misión de llevar el Evangelio de Cristo a todas las gentes, en especial a los excluidos de los beneficios del bien común, renovamos nuestra solidaridad y tomamos partido de esta causa que también es nuestra, a fin de hacer prevalecer la dignidad de la persona humana y que el trabajo no es solo ganarse el pan de cada día, va mas allá de este enunciado y es parte de acceder a la justicia para millones de seres humanos en la tierra.

La OIT, en su Agenda 2030 sobre Trabajo Decente y Desarrollo Sostenible, tiene como meta 8.8 lo siguiente: “Proteger los derechos laborales y promover un ambiente de trabajo seguro y protegido para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios” y el Director General de la OIT, Guy Ryder, dice: “No podemos subestimar los desafíos que nos guardan en el mundo de trabajo. El desempleo mundial permanece inaceptablemente alto y alcanza las 200 millones de personas, mientras que cientos de millones más son trabajadores pobres. Además, en los próximos 15 años, los métodos de trabajo experimentarán grandes transformaciones impulsadas por los cambios tecnológicos, medioambientales y demográficos”.

Nosotros los trabajadores de América del Sur, como nunca estamos siendo excluidos de los derechos laborales y sociales, las grandes inversiones que se establecen en nuestras tierras solo buscan lucrar de nuestros recursos humanos y materiales, empujándonos al trabajo informal sin ningún derecho, ha crecido el trabajo infantil como nunca, la trata de personas no es de nuestra cultura, sin embargo agobia nuestras sociedades, la corrupción institucionalizada es cómplice en el acceso a los derechos, la educación privilegia a los sectores pudientes al igual que la salud y la vivienda, somos constructores sin embargo no tenemos techo propio, antes se apoderaron de nuestras tierras en las partes planas, empujándonos a las alturas, hoy descubren que allí están los ricos minerales y nos expulsan definitivamente y tenemos que andar de pueblo en pueblo en busca de seguir viviendo.

En este contexto, hoy llegamos una vez mas al 1ro. de Mayo Día Internacional del Trabajador, no perdamos la esperanza, fortalezcamos nuestras organizaciones y como cristianos renovemos nuestra misión y como dice el Evangelio hagamos carne de aquello “No hay amor mas grande que dar la vida por los hermanos”. Nuestra campaña mundial por el Ingreso Básico Universal y el Trabajo con Derechos, sean nuestro horizonte, la globalización comienza por allí para los trabajadores de América del Sur.

 

VIVA EL 1RO. DE MAYO,  VIVA EL TRABAJO CON DERECHOS,  VIVA EL INGRESO BÁSICO UNIVERSAL.

 

Comité Ejecutivo Movimiento de Trabajadores Cristianos de América del Sur

TRABAJADORES Y TRABAJADORES DEL MUNDO

 ¡Quiero entonar una canción nueva de alegría.
En la madrugada de aquel día de llegada en nuestra tierra!
¡Con mi gente celebrar el amanecer
Mi gente libertada!
Luchar no ha sido en vano…

(Del cancionero cristiano de Brasil)

 

Hoy en día vivimos en un mundo dividido.

Odios generalizados dividen a los países, a regiones continentales, a clases sociales, al sindicalismo, a la política causa la criminalización de los movimientos sociales.

Estas situaciones llevan a la revuelta y a la desesperación. Los trabajadores ven con la reacción limitada a la pérdida de sus derechos fundamentales: el salario, la salud, la educación, la tierra, la vivienda y el trabajo, como se ha evidenciado en las dos reuniones del papa Francisco con los líderes de movimientos sociales, incluyendo MMTC-Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, que se celebraron en el Vaticano y más tarde en Bolivia, cuando él visitó los países de América del Sur.